Neuropsicología

La neuropsicología es la ciencia que estudia la relación que hay entre el cerebro y la cognición-emoción-conducta.

​La neuropsicología permite entender cómo funciona el cerebro humano, desde el nacimiento hasta la vejez, sano o con patologías, uniendo los conocimientos de la psicología y la neurología.

¿QUÉ PUEDE HACER UNA NEUROPSICÓLOGA ONLINE?

1. EVALUACIÓN de funciones cognitivas, psicológicas, conductuales y emocionales.

2. NEUROREHABILITACIÓN Y ESTIMULACIÓN COGNITIVA.

3. PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS Y DAÑO CEREBRAL .

4. INVESTIGACIÓN.

5. ORIENTACIÓN Y FORMACIÓN.

¿DÓNDE ES ÚTIL LA NEUROPSICOLOGÍA?

Conocer cómo funcionan nuestros sistemas cognitivos; cómo afectan las distintas  patologías a nuestras neuronas; cómo se forman los recuerdos o los nuevos aprendizajes; cómo está organizado el cerebro o qué estrategias son útiles para rehabilitar funciones cognitivas deterioradas tras un daño cerebral; permite mejorar la calidad de la enseñanza a cualquier tipo de alumno en nuestras escuelas; potenciar los tratamientos de neurorehabilitación a nuestros pacientes y optimizar el cuidado asistencial a nuestros mayores y personas dependientes.

​Así, la neuropsicología tiene una amplia variedad de campos de actuación y es útil para tratar a personas con variedad de problemáticas o patologías. 

​Algunos de los campos más habituales donde actúa la neuropsicología son los siguientes:

​En escuelas y jardines de infancia, para conseguir potenciar las capacidades de los alumnos, su motivación y autoestima; crear aulas con una educación inclusiva real; un mejor manejo de los conflictos; aplicación de estrategias de modificación de conducta; mejor detección y tratamiento de alteraciones y trastornos, etc.

​En el ámbito asistencial de personas mayores y/o dependientes (geriátricos, centros de día…), con el objetivo de enlentecer el avance de enfermedades neurodegenerativas y mantener las funciones cerebrales; conseguir una mayor autonomía y calidad de vida de los residentes; un apoyo psicológico real basado en la comprensión de los procesos neurodegenerativos y psicológicos; una adecuada estimulación cognitiva; un buen servicio informativo a sus familiares; mejor conociemiento y tratamiento de las patologías más incidentes de la 3a edad (Demencia tipo Alzheimer, Enfermedad de Párkinson, depresión, alteraciones conductuales, delirios, etc).

  • En centros de ACV, daño cerebral y salud mental se consigue una mejor rehabilitación de funciones cognitivas; procesos de neurorehabilitación de mayor calidad, eficacia y personalizados; mayor autonomía y calidad de vida de los pacientes; mejores procesos de aceptación y duelo; predecir con mayor fiabilidad el curso clínico de los trastornos; poder ofrecer una prevención primaria que reduzca accidentes cerebrovasculares en la población; responder con información detallada y contrastada a preguntas de los familiares sobre enfermedades neuronales frecuentes como la Esclerosis Múltiple, Enfermedad de Huntington, Esclerosis Lateral Amiotrófica, o trastornos psiquiátricos; etc.
  • En Universidades, centros de investigación, centros de enseñanza y otros lugares donde se forman a profesionales; con el fin de mantener actualizados a los equipos profesionales, dotándolos de conocimientos y estrategias necesarios para poder aplicarlos exitosamente en sus actividades profesionales y colaborando en proyectos de investigación y desarrollo. 
  • En centros sociales, culturales y bibliotecas; donde se imparten jornadas informativas de divulgación sobre neuropsicología para todas las personas interesadas. Éste es uno de los campos más importantes donde actuamos los neuropsicólogos, puesto que es la manera más directa de hacer llegar a todas las familias conocimientos útiles y necesarios para prevenir enfermedades neurológicas, combatir uso de drogas, dar estrategias para el cuidado de personas enfermas, etc.

En conclusión, la neuropsicología trabaja en muchos ámbitos y campos distintos y  está dirigida tanto a personas sanas como a personas con algún tipo de alteración de sus  funciones cognitivas, afectivas y/o conductuales.

Por todo ello,  es realmente importante que los equipos profesionales que trabajan en los diferentes ámbitos conozcan y se formen en neuropsicología, pudiendo así intervenir exitosamente en su día a día profesional.